Entre la rebeldía y la formalidad

8 de septiembre de 2009

Tal vez todos pasamos por una etapa en a que nos cuestionamos cómo somos realmente. Quiero decir que, hay un período en la vida (lo digo desde el punto de vista de alguien que tan sólo vivió 22 años), sobretodo cuando se está terminando la adolescencia en la que nos pregutnamos si realmente "somos" (refiriendome a la personalidad) como fuimos cuando eramos más chicos.

Quizás suena algo confuso, así que voy a tratar de aclarar lo que quiero decir. Digo, cada quien pasa su vida de maneras distintas, adoptando personalidades diferentes. Algunos nos "hacemos los rebeldes", otros tratamos de pasar inadvertidos durante esa dura época que es la adolescencia... y algunos simplemente pasamos por las dos etapas, de rebeldía y de "invisibilidad", (como me gusta llamarla), al mismo tiempo. Pero no importa qué forma de expresarnos formemos en nuestro interior.

De lo que quería hablar realmente, es de cuando uno se da cuenta de que está creciendo y que a veces hay que dejar ciertas cosas atras, por situaciones de la vida. [ No hablo de cosas malas, sino, de (por llamarlo de algún modo) "evolución", como empezar a trabajar y esas cosas]. Y a veces, es medio 'triste' ponerse a pensar que, a pesar de que es para mejor, tenemos que dejar "lo que fuimos" atrás. Entonces es donde nos cuentionamos por qué tiene que ser así y creemos que es injusto. Pero así es la vida, ¿ o no?, cambiar algunas cosas por otras mejores (o eso se supone). La maduración.

Pero, si tenemos que renunciar a lo que somos, para ser algo o alguien "mejor", ¿no nos estaríamos traicionando a nosotros mismos?. Cuestionándome esto, también pienso ¿realmente sabemos quiénes somos cuando somos adolescentes?, digo, ¿se puede tener noción de algo cuando se es tan joven?. No me refiero a que seamos ignorantes ni nada, no es a lo que voy. Quiero decir que, vamos desarrollándonos durante toda la vida (así sea en la infancia, adolescencia o adultez), entonces no debería de "doler" (no se me ocurre otra palabra mejor) tanto el tener que madurar.

Creo yo, queridos lectores, que la respuesta a todo esto es que nos da miedo crecer, y que no queremos hacerlo. Y no creo estar muy errada al decir que ustedes opinarán igual.

Y mientras tanto, obviamente se habrán dado cuenta mientras leían, yo estoy en el medio de esa comfusión (jajaja)

Los dejo por hoy...

Saludos!!!



Post Relacionado: "Changes... turn and face the strange"

2 Comentarios :

Vick dio su opinión

Me identifico con este tema, yo aun estoy en la adolescencia (tengo 15 años) y la frontera con la rebeldía es bastante delgada a esta edad. Yo opino que uno de los motivos de "hacerse" rebelde es -como dices- "evolucionar", porqe evolucionar es una buena manera de encontrarnos a nosotros mismos o a nuestro verdadero yo. Espero qe mi opinion te sirva de algo, saludos!

** Extraña Lola ** dio su opinión

Estoy totalmente de acuerdo con vos, Vick!!!... Yo también tuve mi etapa de "uy!! mírenme, soy rebeldísima!!!" jajajajaja, y te cuento que, cuesta salir de ella, aunque suene tonto =/...

Grax por comentar y "leerme"....

Saludos!!! =)

Publicar un comentario

Dejá acá tu comentario...Lo responderé en breve!! Espero tu visita de nuevo!!!
GRACIAS!

 
Ir arriba Ir abajo