Mejor prevenir que curar

31 de marzo de 2016

Quizás sea porque la damos por sentado, quizás porque no notamos que está allí. Pero creo que todos (o casi todos) vamos a estar de acuerdo si afirmo que no somos de preocuparnos mucho por nuestra salud sino hasta el momento en que nos llama la atención de alguna manera. Ya sea con la aparición de un dolor o síntoma "X"  como con alguna lesión.

Yo, particularmente, soy de llevar todo al extremo. No le doy importancia a la salud. Si me duele algo me preocupo, pero al instante en el que se me pasa pienso "bueno, ya pasó"  y sigo como si nada. Supongo que muchos serán así. Pero déjenme decirles que eso es lo peor que pueden hacer. Yo me di cuenta de esto no hace mucho (sí, soy una tonta importante jeje).Pero dicen que más vale tarde que nunca, ¿no?

Igual, admito que no es que no me importe mi salud sino que no me agrada mucho el ir a un consultorio a hacerme ver. Y creo que no soy la única, creo que a nadie le gusta (o por lo menos a casi nadie). Admitámoslo, odiamos ir al médico.

No sé porque esperamos a último momento para preocuparnos.

Pero bueno, no sé porque escribí esto. Quizás sea porque, como dije antes, me estoy empezando a dar cuenta de lo valioso que es tener buena salud y este post es una especie de "mea culpa" por haberme "dejado estar" y ahora estoy padeciendo las consecuencias (ojo, no me estoy muriendo ni nada jeje) ... No sé.

En fin... No aporté nada, lo sé.


¡Hasta la próxima!

 
Ir arriba Ir abajo